Me mudo!

Ahora estoy aquiiii!

domingo, noviembre 14, 2004

La reforma ortográfica del Español (O una rayada filológica)

Filológicamente hablando
¿Sabían que en español existen como mucho 24 fonemas? Eso como máximo, yo por ejemplo sólo poronuncio 22 sonidos, incluyendo las vocales. Entonces.... ¿por qué tenemos tantas letras? ¿Acaso es una tortura de los adultos a los niños para martificarlos con las faltas ortográficas?
  • En serio, ¿qué función tiene la h? Ni siquiera podemos decir que tenga una función histórica, es un elemento inventado a lo largo de la Edad Media: Hay algunas palabras latinas que se escribían con h que al pasarse al castellano la pierden y otras que van sin h en latín que ahora la tienen. Además, ¿qué importancia tiene cómo se escribiera en latín? La lengua oral no la pronuncia, ¿qué sentido tiene que se vea reflejado en el lenguaje escrito?
  • Y ¿qué hay de la b y la v? No son sonidos que se distingan, pronunciamos igual "baca" que "vaca". ¿Qué sentido tiene tener dos grafemas para un mismo fonema? Y ustedes responderán "para distinguir sus significados". Bien, vale, pero cuando tienes una conversación oral y te dicen /la baka esta en el monte/ no piensas que hay una parte del coche en el monte, sino en el animal. El contexto es realmente lo que nos hace captar el significado de las palabras, no tanto su ortografía.
Bueno, estas son las dos más evidentes. No voy a meterme (todavía) con la j y la g, sobretodo porque hay toda una serie de teorías sobre cómo deberían ser reformadas. Y bueno, si me meto con la , y podría ser el acabose...
¿Por qué no escribo con la reforma del español? Porque tiene que haber un consenso para que pueda ser válido. Porque esto no es ninguna coña. Es algo que muchos lingüístas están pidiendo desde hace mucho tiempo: Nebrija, Mosterin, Andrés Bello o García Márquez.. y todos los niños que pierden horas de estudio aprendiendo normas ortográficas que alejan la lengua oral de la escritura.
¡Ah! No me vale el argumento "Se perdería la riqueza del idioma" porque lo que le da realmente riqueza al español no es su escritura, sino su capacidad comunicativa, su cantidad de significados, no la cantidad de grafemas que posea. La escritura no es sino la representación artificial del lenguaje natural.
Bueno, creo que por ahora ya está bien, más adelante me meteré con el resto de los dobles grafemas...
P.D. (17.11.04) Me acabo de dar cuenta de que lo que salía entre > no salía en el post. Vaya cosa que es el lenguaje informático....

1 comentario:

Marcos dijo...

Estoy de acuerdo. La ortografía castellana irá cambiando en ese sentido. Si no mediante una reforma "oficial", será por el uso. De hecho nunca ha dejado de hacerlo. Basta leer libros con la ortografía original de los siglos XIX, XVIII...
La separación entre "j" y "g", como hacía Juan Ramón Jiménez, caerá por su propio peso antes o después; escribiremos "jente" por "gente" y "giño" por "guiño". Lo mismo acerca de la pérdida de la hache. Y como eso el resto de casos, de los que se han ocupado sobradamente los autores que citas.
Del mismo modo, escribiremos (ya lo estamos haciendo) "istalar", "estraño", trasportar"...
Quienes se escandalizan ante la posibilidad de los cambios deberían pensar por qué ellos mismos escriben sin escándalo "ahora" en lugar de "agora", y "oscuro" en lugar de "obscuro"...